Ir al contenido principal

Entradas

Relato 5: Una visita con sorpresa

Buenos días!!

¿Empezamos el día con un poco de lectura? ¿Os apetece seguir conociendo un poco más a estos primos tan morbosos?
Pues aquí os dejo un nuevo relato...

A disfrutarlo!!

Relato 5: Una visita con sorpresa

Aún me dolía el culo desde la última follada de mi primo y su colega, su doble empalada la había disfrutado mucho, pero a cambio, era incapaz de sentarme sin sentir un poco de dolor… Aún así, me pajeaba a todas horas soñando en la posibilidad que un día mi tío y su hijo me harían lo mismo…

Estaba con estos pensamientos dispuesto a pajearme por enésima vez cuando sonó el timbre. Era Miguel, el colega de mi primo.

- Que grata sorpresa, aunque si vienes a ver a mi primo tengo que decirte que no está en casa… - dije yo, fijándome en el pronunciado bulto que marcaban sus pantalones.

- Lo sé, sé que curra hasta tarde… no he venido a verle a él… - dijo mientras entraba en casa.

Miguel estaba más morboso que la última vez que le ví, con su look deportivo, unos pantalones de chándal g…
Entradas recientes

Relato extra: Y perdido en el laberinto te encontré...

Buenas!

Aparco la serie de relatos de los primos cachondos... para publicar el último que he hecho, con el que me presenté al concurso de relatos 2018 de Boyberry.

Por cierto, no he ganado el concurso...😢😢😢😢 de hecho no pasé a la final, me quedé a las puertas, en el sexto lugar (sólo entraban 5 relatos escogidos por votación popular) a 3 votos del quinto...

En fin, a pesar de no haber ganado, me lo he pasado muy bien escribiéndolo y espero que ahora lo disfrutéis vosotros...

Y perdido en el laberinto te encontré…

Los astros se habían vuelto a alinear y se juntaron el mismo día dos actividades en Boyberry, la sesión en ropa interior y el día que los pollones de 20cm entrábamos gratis. Demasiada tentación para no ir… A pesar del frío que estaba pegando, la doble sesión morbosa fue el 20 de febrero, estaba seguro de que un poco de cruising subiría mi temperatura corporal.

Ante el espejo me probé varios modelos de calzoncillos Addicted, joder, que buen paquete me hacían. Los slip amari…

Relato 4: Doble o nada!

Ya va tocando un nuevo relato, no??

Aquí os dejo otra historia de estos primos tan cañeros, pero ahora se añade un tercero...

No me hago responsable de lo que pueda suceder en vuestras entrepiernas...😂😂😂

Relato 4: Doble o nada!

La imagen de esa actriz porno regada por las meadas de dos chulazos pollones nos puso las pollas, a mi amigo y a mi, bien duras…

Era una de esas tardes de verano, estaba con un colega del fútbol, Miguel. A él, igual que a mí nos gustaba pasar las tardes poniéndonos morcillones viendo pelis pornos, de esas bien guarras donde las actrices son folladas salvajemente por todos sus orificios…

Íbamos comentando la peli y poniéndonos a tono los paquetes, pronto nos haríamos una buena paja, cada uno la suya que no somos maricones!:

- No veas que guarra, como se está tragando la meada! Que ganas tengo de ponerlo en práctica - comenté yo viendo como mi amigo estaba cada vez más palote.

- Ya ves, ¡ojalá encontráramos una zorrona dispuesta a comerse nuestros pollones! - d…

Relato 3: El inicio de la historia con mi primo

Os ha gustado conocer a estos primitos morbosos, ehh??

Pues aquí tenéis como surgió esta relación sexual desenfrenada... toda historia tiene un principio... espero que lo disfrutéis!

Saludos!! ;)

Aquella fue una noche sin éxito, la tía con la que me morreé en la disco no estaba dispuesta a ir a mayores, así que me volví a casa con el rabo bien duro y con bastantes copas de más…
Llegaría a casa y me haría un pajote y a dormir, lo malo es que por aquel entonces mi primo compartía habitación conmigo, ya que por motivos de estudios se quedaba en casa de mis padres. Así que tendría que cascármela sin hacer mucho ruido…

Cuando estaba dispuesto a entrar en la habitación vi que había luz, joder, me iba a quedar sin paja o ir al baño… Abrí la puerta de mi habitación y me encontré a mi primito de 17 años (yo tenía 21 por aquel entonces), polla en mano, el muy cachondo se estaba pajeando. La escena me hizo gracia, los dos íbamos calenturientos...pero espera, que tipo de revista tenía entre manos…

Relato 2: Empotrado por mi tío

Hola de nuevo!!
Ya he visto que la historia del primito pasivo os ha gustado... pues aquí tenéis la continuación...

Empotrado por mi tío
Gracias a mi primo me convertí en toda una puta, mi primo hacía de mí su juguete sexual y realizaba conmigo todas sus perversiones sexuales, que sus novias nunca le hubieran dejado hacer…
Como por motivos de estudios vivía en casa de mis tíos, era fácil que mi primo me follara cuando quisiera, y siempre tomábamos precauciones para que sus padres no nos pillaran follando como cosacos.
Aún así, pasados unos meses desde nuestra primera follada, notaba que mi tío me miraba de un modo extraño, con cierta sonrisa de complicidad… Ya hacía tiempo que había comunicado a toda la familia mi salida del armario, así que era abiertamente gay. Claro, que el rollo con mi primo lo llevábamos en secreto…
En mi cabeza, pensaba que mi tío sospechaba que su hijo me follaba a menudo, pero no me daba ningún indicio que lo supiera, excepto por esas miradas y sonrisas… La verdad…

Relato 1: Historias entre primos

Buenas! Hace un tiempo me aficioné a escribir relatos XXX.
Los he ido publicando en mi cuenta de Twitter (@paquetes76).

Aquí os dejo el primero que escribí, espero que os guste!!😉

Historias entre primos

Me levanté con una extraña sensación, demasiado alcohol la noche anterior hacía que no recordara con exactitud si lo había soñado o no… imágenes borrosas se mezclaban en mi cabeza… ¿Era cierto que mi primo me había comido la polla hasta correrme en su garganta?

¿Sueño o realidad? Tenía que hacer algo para saber si fue real…

Como todas las mañanas, me levanté con una buena erección. No era capaz de recordar si le había follado la boca a mi primo o no, pero el simple hecho de pensarlo me puso bien cachondo…

Mi primo dormía plácidamente en la cama de al lado, destapado por el calor estival  y solo con unos bóxers blancos que marcaban su estilizado culo…

Por un momento dudé si hacía lo correcto, pero que cojones, estaba empalmado y necesitaba saber si la experiencia fue real. Me levanté de…